Nivel Preparatoria

Experimento 2 – Medición de pH con plantas

Nivel de peligro: Medio, sustancias corrosivas (Ácido muriático, cal y amoniaco).

La medición del pH (la acidez) de una sustancia es importante en muchos ámbitos, desde cuestiones médicas, hasta la producción de alimentos. También sirve para determinar si un producto está fermentado, o para medir la calidad de un vino. Hoy en día existen costosos aparatos que sirven para medir con mucha precisión el pH de una sustancia; sin embargo no todo el mundo tiene la posibilidad de comprar dichos aparatos.

En el campo, los agricultores suelen ser capaces de estimar el pH  de un suelo por el color de algunas plantas. De esta manera, se puede tener rápidamente y sin necesidad de un análisis exhaustivo una estimación de la acidez de un suelo, lo cual es determinante al momento de sembrar determinadas plantas. Por otro lado, los enólogos expertos saben reconocer un buen vino desde que observan su color. Así, sin saberlo, determinan la acidez que cada vino tiene sin necesidad de probarlo. ¿Se podrá hacer entonces un medidor de pH  usando las técnicas que agricultores y catadores han desarrollado?

En este experimento te mostraremos cómo hacer un medidor de pH  con diferentes plantas. Podrás probar tú mismo con algunas otras que creas que puedan funcionar. ¡Diviértete!

Material:

  • Varios vasos desechables transparentes
  • gotero
  • vinagre blanco
  • 10 limones
  • 50g de cal blanca
  • líquido limpiador con amoniaco (o amoniaco puro)
  • ácido muriático
  • 100g de flores de jamaica
  • 1 col morada
  • 1 betabel (remolacha)
  • 4 zanahorias
  • 20 flores de bugambilia o buganvilla
  • 1 navaja
  • 7 frascos de vidrio con tapa
  • papel aluminio
  • etiquetas adheribles

Procedimiento:

  1. Coloca la cal en un frasco de vidrio, añade agua, agita y tapa el frasco.
  2. Prepara jugo con los limones, colócalo en un frasco de vidrio y tápalo.
  3. Corta en pequeños (pero no tan pequeños) trozos las zanahorias, betabel y la col morada.
  4. Coloca en los vasos las flores y los trozos de betabel (remolacha), zanahoria y col morada  por separado. En cada vaso debe haber sólo un tipo de planta.
  5. Agrega agua en un recipiente y ponla al fuego hasta hacerla hervir. Agregar el agua hirviendo a todos los vasos con los trozos de verduras y las flores.
  6. Deja enfriar los extractos (estás haciendo infusiones de cada planta).
  7. Cuela cada uno de los extractos con un filtro para café o una tela fina. Vierte cada uno de los líquidos en un frasco diferente.
  8. Tapa los frascos, envuélvelos en papel aluminio y almacena las soluciones etiquetadas en el refrigerador.
  9. Saca los extractos del refrigerador 30 minutos antes de hacer la siguiente parte del experimento.
  10. Coloca un poco de cada solución de los extractos en 5 diferentes vasos desechables y etiquetados
  11. A uno de los vasos añade 5 gotas de jugo de limón. Etiquétalo y observa.
  12. Haz lo mismo por separado con: vinagre, ácido muriático, solución de cal blanca y limpiador con amoniaco.
  13. Pon en línea a los vasos con las soluciones y las gotas. Compara una solución a la que no se haya agregado nada. Por ejemplo, tendrás 6 vasos con jamaica, uno que tiene además ácido muriático, otro con limón, otro con vinagre, otro con cal, otro con amoniaco y uno que no tiene nada mas que jamaica. Compara este último con los demás.
  14. Por último, analiza cuál de los extractos da mejores cambios de colores.

Preguntas: 

¿Cuál de los extractos funciona mejor como medidor de  pH?

¿De qué forma podrías hacer una escala de pH con tus soluciones?

¿Qué otras plantas crees que podrían funcionar como indicadores de  pH?

Experimento 1 – Tinta invisible 

Nivel de peligrosidad: Medio: Sustancias tóxicas

A lo largo de la historia se ha transmitido información en secreto. Existen varias formas de hacer tintas invisibles. Algunas usan el calor para que aparezcan los mensajes, otras requieren de un tipo específico de luz, algunas requieren de campos magnéticos… En fin, hay muchos tipos de tintas “invisibles”.

Aquí te mostraremos una forma en que se necesita humedad para volver visible el mensaje.

Nota: La sustancia que usaremos para este experimento es venenosa. No debes ingerirla ni ponerla cerca de tu boca en ningún momento.

Material:

  • Una hoja de papel bond (donde escribir tu mensaje).
  • Un pincel fino
  • Frasco de vidrio
  • Agua
  • 10g Cloruro de Cobalto (CoCl2)
  • Atomizador

Procedimiento:

  1. Llena el frasco de vidrio con agua y agrega los 10 gramos de CoCl2. Mezcla bien hasta que el agua se vea homogéneamente roja.
  2. Moja el pincel con un poco de la tinta que acabas de hacer y escribe un mensaje en la hoja de papel.
  3. Deja secar completamente la hoja. Si se sigue viendo un poco rojo el texto, necesitarás agregar más agua a tu tinta, pues tendrás una disolución muy concentrada. Si este es el caso, repite el paso 2.
  4. Llena el atomizador con agua.
  5. Para volver a ver tu texto en rojo, moja ligeramente con el atomizador la hoja con el texto.
  6. Diviértete enviando mensajes ocultos a tus amigos

Una vez que hayas dejado de usar la tinta, limpia bien el frasco que usaste. Podría ser peligroso que alguien lo bebiera.

Preguntas:

¿Qué sucede si saturas la mezcla?
Si tu mezcla está saturada, ¿de qué color se ve el texto cuando la hoja se seca?
¿Cómo se te ocurre que se podría usar este material? ¿Qué podría medir?
¿Conoces otras tintas invisibles? Si no, investiga.

Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: