Nivel Primaria

Experimento 5 – ¿El hielo flota o se hunde?

La densidad de un material es lo que determina si flotará o no, pero pon atención: no sólo es importante la densidad del material, sino también la del fluido donde el objeto flotará o se hundirá.

Intenta hacer el siguiente experimento. Te divertirás fríamente.

Material:

  • Un cubo de hielo
  • Dos vasos
  • 250ml de alcohol
  • 250ml de agua
  • Colorante vegetal

Procedimiento:

  1. Llena uno de los vasos con agua sin llegar al borde  y otro con alcohol.
  2. Coge un cubito de hielo y échalo en el vaso con agua. Observa si el hielo flota o no.
  3. Ahora sácalo del vaso y échalo al vaso con alcohol. Observa qué sucede.
  4. Una vez que lo hayas practicado, puedes presentarlo en público: prepara 4 vasos, dos con colorante de diferente color y dos incoloros.
  5. Pregunta al público si el hielo flota o no. Una vez que te hayan respondido, toma un hielo y ponlo en el vaso con alcohol y sin colorante.
  6. Una vez que el público se muestre escéptico, enséñales que puedes hacer flotar el mismo cubo de hielo y para ello distraelos e intercambia el vaso de alcohol por el vaso de agua. Pon el hielo en el vaso con agua. Flotará.
  7. Después explícales el experimento con los vasos que tienen colorante, uno con alcohol y otro con agua.

Diviértete en tu presentación.

Preguntas:

¿Por qué flota el hielo en el agua y no en el alcohol?
¿El aceite flota en agua? ¿Flota en alcohol?
¿Qué es más ligero, el agua o el alcohol?

Experimento 4 – Regadera Misteriosa

Material:

  • Una botella de plástico que ya no se vaya a usar.
  • Un clavo pequeño o un alfiler.
  • Pinzas

Procedimiento:

  1. Con las pinzas y el clavo (o alfiler) haz una docena de agujeros muy pequeños en el fondo de la botella.
  2. Llena la botella de agua y tápala rápidamente, antes de que se escape todo el líquido por los pequeños agujeros.
  3. Deja pasar unos segundos después de cerrar la botella y observa cómo deja de salir el agua por los agujeros.
  4. Vuelve a abrir la botella y observa lo que sucede.
  5. Diviértete con tu pequeña regadera sobre las plantas de tu casa.

Preguntas: 

¿Por qué deja de salir el agua cuando se tapa la botella?
¿Por qué vuelve a salir el agua cuando se destapa nuevamente la botella?
¿Qué pasaría si los hoyos que se le hacen a la botella fuesen muy grandes?
¿Cómo se te ocurre que se podría usar este sistema?

Experimento 3 – El poder de la presión

Todos los días cargamos una columna de aire de aproximadamente 8km de alto y ni siquiera lo notamos. Ese aire pesa algunas toneladas, pero  no somos conscientes de la presión que ejerce sobre nosotros  porque el aire mismo nos ayuda a cargarlo. A veces nos ayudamos de esta presión para levantar columnas de agua, por ejemplo, cuando bebemos algo con un popote (pajilla).

En este experimento te mostraremos otro ejemplo en que el agua es empujada hacia arriba por la presión atmosférica.

Nota: Necesitarás ayuda de un adulto, pues se maneja fuego en este experimento.

Material:

  • Plato
  • vaso
  • trozo de corcho
  • fósforos (cerillas) o una vela pequeña (del tamaño del trozo de corcho)

Procedimiento:

  1. En un plato llano vierte un poco de agua hasta que se cubra el fondo unos milímetros.
  2. Inserta el fósforo en el corcho y ponlo encima del agua; o bien, coloca la vela en su lugar.
  3. Enciende el fósforo (o la vela), de forma que quede un pequeño barquito flotando con su lucecita en el agua.
  4. Toma el vaso de cristal y tápalo.

Preguntas:

¿Qué crees que ocurrirá?
¿Qué observas?
Explica el fenómeno físico producido.
Diseña algún otro experimento basado en este fenómeno físico.

Experimento 2 – Escucho campanas…

El sonido viaja más rápido a través de los sólidos. Esto hace que cuando uno pega una oreja a las vías del tren (como en las películas del salvaje oeste) puede escuchar mejor si este se acerca o no. Gracias a este experimento podrás escuchar las campanas de una iglesia sin que nadie más lo haga.

Material:

  • Hilo de coser o estambre
  • Tijeras
  • Dos cucharas soperas (el experimento resulta mejor si son de plata).

Procedimiento:

  1. Primero, comprueba que se escucha más el sonido cuando viaja a través de un sólido que cuando lo hace a través del aire:  Pega tu oreja a un escritorio y golpea un poco el escritorio.
  2. Una vez hecho esto, corta una tira de 80cm de largo del hilo o estambre.
  3. Dobla el estambre a la mitad y átalo muy fuerte al mango de la cuchara justo por donde está el doblez. Tiene que quedar muy bien amarrado.
  4. Enróllate cada una de las puntas del estambre en la punta de cada uno de tus dedos índices.
  5. Mete tus dedos con el estambre a tus oídos y deja caer la cuchara de forma que el estambre se tense (como con los estetoscopios de los médicos).
  6. Pídele a alguien que golpee tu cuchara suavemente con la otra cuchara.
  7. Diviértete con tu campana de iglesia.

Preguntas: 

¿Qué escuchas?
¿Crees que todos los materiales se escuchen igual?
¿Con qué otros objetos podrías hacer este experimento?

Experimento 1 – Orejas de Murciélago

Este experimento, a pesar de estar diseñado para estudiantes de primaria, puede ser útil para personas de edad avanzada. Lo que queremos hacer es un aparato para oír mejor a distancia, unos “binauriculares”, los binoculares para los oídos. Muy útiles en conciertos o para espiar al vecino.

Material:

  • Papel aluminio
  • Gafas o armazón de lentes
  • Pegamento instantáneo para plástico y metal o cinta adhesiva

Procedimiento:

  1. Se recortan dos pedazos de papel aluminio de forma cuadrada de 30x30cm².
  2. Se dobla en 4 el papel aluminio como se muestra en la figura 1.
  3. Se doblan las esquinas como se muestra también en la figura 1.
  4. Hecho esto, se amolda el octágono para formar un “paraboloide”, que es como una especie de antena parabólica (Ver figura 2).
  5. Por último, se pega el aluminio al armazón de lentes (como en la figura 3) y nuestro “binauricular” estará listo.

Una vez hecho el “binauricular”, ¡a divertirse! Oye conversaciones a distancia, pruébalo en conciertos, escucha animales desde lejos.

Preguntas:

¿Puedes escuchar lo que se encuentra atrás de ti? ¿Qué se escucha mejor, lo que está adelante o lo que está atrás?

Investiga cómo cazan los murciélagos y explica qué relación hay entre los murciélagos y los “binauriculares”

¿Por qué escuchas mejor las conversaciones a distancia?

¿Cómo mejorarías este experimento?


Anuncios
  • Trackback are closed
  • Comentarios (2)
    • JOSÉ LUIS
    • 28/02/12

    NO OIGO MÁS CON LAS OREJAS DE MURCIELAGO
    ¿QUE PASARÁ?

    • El incremento en el volumen(de sonido) no es gigante y quizá no lo percibas (los niños lo notan más porque aún no tienen “mañas” para escuchar y son más atentos a los sonidos). Intenta hacer la siguiente prueba: Pon una bocina a unos 4 metros de distancia(puede ser un poco menos). Pon una canción en la bocina y baja el sonido poco a poco hasta que dejes de oír la canción por completo (o casi). Ahora ponte las orejas de murciélago. Deberías de poder escuchar la canción con las orejas de murciélago. Si aún sigue habiendo problemas para escuchar, envíanos un par de fotos de tus orejas de murciélago a joetunheim.science@gmail.com y trataremos de buscar qué es lo que afecta el funcionamiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: